Las plantas también sienten...

June 10, 2016

La Conciencia en la alimentación y la salud, es la base para una vida plena.

 

                                   Somos lo que pensamos (mente)

                                   Somos lo que decimos (palabra)

                                   Somos lo que hacemos (corazón)

                                   Y por supuesto somos lo que comemos.

 

Debemos ser conscientes de los alimentos que ingerimos, pero sin obsesionarse.

Cuando compramos un vehículo nuevo, nos preocupamos de lo que necesita, de ponerle la mejor gasolina, hacerle el mejor mantenimiento..., sin embargo, sabemos poco de las necesidades reales de nuestro cuerpo, solemos delegar esto en los "profesionales" de la salud, ¿para que preocuparnos de esto, si ya lo hace alguien por nosotros?..., si una pieza del coche se rompe lo llevamos al taller y este la repara, si una parte de nuestro cuerpo se resiente vamos al hospital y esperamos que allí nos lo solucionen..., debemos empezar a tomar la responsabilidad de nuestra vida y saber que somos los que comemos.

 

 

 

Nuestro cuerpo va estructurandose o desestructurandose continuamente con lo que ingerimos, lo que comemos no solo debe aportarnos los nutrientes necesarios para darnos energía, o reponer nuestras células, sino que también debe ayudar a que nuestro cuerpo se mantenga en las mejores condiciones posibles.

 

Diferentes estudios demuestran que tan importante como lo la cálidad de los alimentos que comemos,es la capacidad que tengan de desintoxicar y reparar nuestro cuerpo.

Tenemos muy poca información de que sustancias contienen los alimentos que pueden reparar el daño que nos produce la contaminación en el aire que respiramos, los productos químicos, o las emociones.

 

Estas sustancias reparadoras podemos encontrarlas en las frutas y verduras frescas, que crecen donde vivimos (en la misma ciudad) y que están expuestas a los mismos agresores que nosotros,  a la misma radiación solar, contaminación, germénes, virus....

Esta demostrado que estas frutas y verduras realizan modificaciones en su genética, a fin de adaptarse al entorno, y puesto que los humanos compartimos el 90% de las células, génes, hormonas...con los seres vivos, estas aportan a nuestro cuerpo una dosis de sustancias que nos ayudan a reponer y desintoxicar nuestro organismo, ayudándolo a estar mas saludable.

 

Se ha demostrado que las plantas, no solo tiene la capacidad de adaptarse a los cambios de su alrededor, sino que también tienen sentimientos, aunque las plantas no tengan la capacidad de pensar, si tienen la capacidad de sentir.

 

 

Tan importante como los alimentos que comemos, es el agua que ingerimos, la cuál también juega un papel importantísimo en nuestra alimentación. 

 

Os propongo por ello un sencillo ejercicio, en el que podemos conseguir que la frecuencia del agua sea la mas parecida a la nuestra. Con la imposición de manos, durante dos o tres minutos, conseguimos transmitir nuestra vibración al agua, provocando que cuando la tomamos en esa frecuencia (igual a la nuestra), fluimos...

 

Otra variante, es coger una ramita de una planta viva (de nuestro entorno, como hemos dicho anteriormente), y meterla dentro de una jarra, consiguiendo con esto, devolverle los minerales, hacerla  mas agradable de beber,  y al mismo tiempo subir su frecuencia vibratoria . Estamos tomando un agua vivificada por la planta, y creando unas condiciones óptimas para la vida.

 

"Cuando la alimentación es mala, la medicina no funciona, cuando la alimentación es buena, la medicina no es necesaria"

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

Las plantas también sienten...

June 10, 2016

1/4
Please reload

Entradas recientes

October 25, 2016

May 29, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square